top of page
Buscar

México preside la segunda reunión del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares

La segunda Reunión de los Estados Parte en el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares comenzó el día de ayer en la sede de la ONU en Nueva York. El tratado prohíbe el uso, posesión y otras actividades relacionadas con armas nucleares.





El objetivo de la reunión es ganar impulso hacia el desarme nuclear en medio de crecientes tensiones sobre las armas nucleares, como la preocupación de que Rusia pueda utilizarlas en su agresión contra Ucrania y de que China esté aumentando sus capacidades nucleares.

En la primera reunión celebrada en Viena en junio del año pasado, los participantes adoptaron la Declaración de Viena, que pide lograr un mundo sin armas nucleares y un plan de acción para eliminarlas.


De acuerdo con la declaración y el plan de acción, la reunión de cinco días discutirá medidas para eliminar las armas nucleares y promover la participación de las partes que no han ratificado el tratado. Se espera que los participantes adopten un documento final y un informe el 1 de diciembre, el último día.


El Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares fue adoptado en las Naciones Unidas en 2017 bajo el liderazgo de países frustrados por el incumplimiento por parte de las potencias nucleares de sus obligaciones en virtud del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares, o TNP, de llevar a cabo fielmente las negociaciones sobre desarme nuclear. Entró en vigor en 2021 y hasta ahora el tratado ha sido firmado por 93 países y regiones, y ratificado por 69 de ellos.


Según el comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, México ha rechazado las armas nucleares desde su aparición y ha sido promotor de múltiples iniciativas para prohibirlas y eliminarlas. Asimismo, impulsó la primera zona libre de armas nucleares en América Latina y el Caribe con el Tratado de Tlatelolco.


La segunda reunión del TPAN se desarrolla en un contexto global muy diferente al que prevalecía hace dos años, no obstante, la delegación mexicana ha negociado una declaración política que permita refrendar compromisos y mandar una señal esperanzadora que fortalezca la arquitectura mundial del desarme nuclear.


En conclusión, la Segunda Reunión de los Estados Parte del TPAN constituye un momento crucial en la búsqueda mundial del desarme nuclear. Su importancia radica no sólo en la consolidación del compromiso internacional sino también en el potencial para abordar y superar los desafíos multifacéticos que impiden el progreso. Mientras la comunidad internacional se reúne, sortear la resistencia de los Estados con armas nucleares, equilibrar las preocupaciones de seguridad nacional y abordar las cuestiones de verificación son tareas que requieren una cuidadosa diplomacia.

33 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page