top of page
Buscar

Otro golpe más en África: El golpe de Estado en Gabón.

"¿Quién será el próximo?" Es la pregunta que se hace la comunidad internacional tras la sucesión de golpes de Estado que depusieron hace unos meses a Mohamed Bazoum en Níger y hace unos días a Ali Bongo en Gabón. En enero del año pasado, fue el turno del presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré, al ser derrocado por los militares, cuyo líder fue luego destronado por militares de menor rango el 30 de septiembre, sólo ocho meses después. Y antes de eso, 2021 trajo dos golpes de estado en África Occidental. En mayo, el coronel Assimi Goïta, autor ya de una toma militar anterior en Mali, había organizado un segundo golpe para reafirmar su propio poder.



¿Qué pasó en Gabón?

El líder del golpe militar en Gabón prestó juramento como presidente interino del país en el palacio presidencial de Libreville hace unos días, mientras que el expresidente permanece detenido en su residencia.

El general Brice Oligui Nguema era el jefe de la guardia presidencial, pero ahora dirigirá Gabón, menos de una semana después de que los militares tomaran el poder en el país rico en petróleo y biodiversidad y derrocaran al presidente Ali Bongo Ondimba.

Un golpe militar sumió en la agitación a la nación centroafricana de Gabón el 30 de agosto, derrocando al presidente (cuya familia había ocupado el poder durante más de medio siglo) apenas minutos después de que fuera nombrado ganador de unas elecciones disputadas.

El derrocado presidente Ali Bongo Ondimba, también conocido como Ali Bongo, ha sido acusado de fraude electoral y corrupción desde que comenzó a gobernar Gabón, país azotado por la pobreza hace casi 14 años. Tras el golpe, se vio a los residentes de la capital del país celebrando y abrazando a los soldados en la calle.

Los golpistas dijeron que Bongo había sido puesto bajo arresto domiciliario, rodeado de “familiares y médicos”. El hijo del presidente derrocado, Noureddin Bongo Valentin, fue arrestado junto con otras seis personas por “alta traición”.

En esa semana, se difundieron en línea videos de la celebración en Gabón, incluidas imágenes de soldados cargando a Oligui sobre sus hombros y gritando “presidente”. También se vio a residentes de la capital, Libreville, bailando en las calles, según los videos se puede ver a la gente gritando “¡liberados!” y ondeando la bandera de Gabón en el distrito Nzeng Ayong de la capital, junto a vehículos militares.

¿Qué es lo que sigue?

Los golpes de estado en África fueron rampantes en las primeras décadas poscoloniales. Las justificaciones son parecidas a las de los años más recientes: corrupción, mala gestión y pobreza. Mientras tanto, la población crece y se intensifica la ya feroz competencia por los recursos naturales.

Estas condiciones han ayudado a impulsar golpes de Estado más recientes, con muchos jóvenes africanos desilusionados con líderes supuestamente corruptos y listos para un cambio radical, como se vio en las celebraciones en Gabón.

La Unión Africana, que representa a 55 estados miembros, condenó el golpe y suspendió a Gabón de participar en todas las actividades del grupo "hasta que se restablezca el orden constitucional".

La Comunidad Económica de los Estados de África Central (CEEAC) también condenó la toma de poder y pidió el diálogo para devolver el país a un gobierno civil. Está previsto celebrar una reunión con los jefes de Estado de los países miembros para discutir "el camino a seguir" respecto a Gabón.


26 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page